¿Qué es Título X? Servicios de planificación familiar en Arizona gratuitos o con escala deslizante

El Centro de Salud Jean Hoffman en Tucson es una ubicación Título X.

Traducción por Gabriela Zaravia.

¿Que es Título X (Título 10)? ¿Y por qué me debería importar?

La respuesta corta: Título X puede significar que algunas personas califican para servicios de planificación familiar gratuitos o de costo reducido, que podrían afectar su capacidad para acceder significativamente la salud. En tiempo de los gastos de asistencia médica crecientes y empleo precario, no es ninguna cosa pequeña.

La explicación más larga: Título X es un programa de planificación familiar federal que fue decretado en 1970. Para cualquiera que guarda etiquetas históricas, esto significa que el presidente republicano Richard Nixon firmó esta pieza de la legislación en acción. Según el Ministerio de Sanidad estadounidense y Servicios sociales la Oficina de Asuntos Demográficos, “El programa Título X es diseñado para proporcionar el acceso a servicios anticonceptivos, provisiones e información a todos que quieren y los necesitan. Según la ley, dan la prioridad a personas de familias de bajos ingresos.” Mientras hay otras fuentes de asistencia médica federalmente financiadas para la gente con bajos ingresos, el Título X permanece la única fuente dedicada expresamente a servicios de planificación familiar.


Si usted no puede pagar por servicios de salud sexual y planificación familiar, Título X puede ayudar.


En Arizona, la Asociación de Salud de la Familia de Arizona usa fondos de Título X para prestar servicios a aproximadamente 40.000 personas cada año. La mayoría de estas personas tienen ingresos en o por debajo de la línea de pobreza federal y en caso contrario no pueden tener acceso a la atención de la salud. Cuatro centros de salud de Planned Parenthood Arizona reciben fondos de Título X a través de la Asociación de Salud de la Familia de Arizona para proporcionar costo reducido a la asistencia médica sexual y reproductiva. Continue reading